Revestimientos Acrílicos

 

El MORTERO ACRILICO en dispersión acuosa se ha desarrollado como un acabado para el Sistema de Aislamiento Térmico para fachadas. También puede utilizarse como acabado para la impermeabilización y decoración de fachadas, aleros, muros interiores, etc. Se puede aplicar sobre soportes de morteros de enfoscado, morteros base, morteros monocapa, hormigón, yeso y pinturas, siempre y cuando estén en buen estado y perfectamente adheridas al soporte.

 

Las PINTURAS ACRILICAS son un derivado de la industria del plástico, similares a las pinturas que utilizamos en las paredes, y están fabricadas lógicamente como cualquier pintura, con pigmentos que pueden ser naturales o sintéticos. Los pigmentos que se usan para la fabricación de los acrílicos son los mismos que se usan por ejemplo para el óleo, y la única diferencia que existe entre unos y otros es el aglutinante usado, pues en los óleos se da el aceite y en los acrílicos se da una emulsión acuosa transparente de resinas polímeras, lo que explica por qué los acrílicos son tan resistentes, al actuar la resina una vez seca como recubrimiento de plástico que va a ser imposible de retirar.

 

Donde tiene una gran utilidad también los acrílicos es para abordar pinturas de gran tamaño por su gran versatilidad y la ventaja del secado rápido que va a permitir un trabajo casi continuo sin largas esperas para continuar la obra. Las propiedades técnicas del látex y del acrílico son bastante similares, pues el acabado es elástico y de secado rápido, pero a la larga el acrílico dará un resultado más resistente y duradero.


Características destacadas del acrílico:

 

• Impermeable al agua de lluvia.

• Permeable al vapor de agua.

• Extraordinaria dureza.

• Gran resistencia a la intemperie.

• Su luminosidad, que permite obtener gamas de colores muy amplias.

• La transparencia y densidad.

• La fluidez en las mezclas de colores es fácil con tan sólo removerlos un poco.

• Perfecta adherencia.

• Secado y contracción, que afecta por igual a todo el volumen pictórico, por lo que se pueden emplear grandes empastes de pintura y secarán con igual estabilidad como si de una simple pincelada se tratase.

• Estabilidad a la luz, que significa una gran resistencia al deterioro cromático.